Ley de Autonómos Deducción de Gastos Afectos

Ley de Autonómos Deducción de Gastos Afectos

NUEVA LEY DE AUTÓNOMOS: DEDUCCIÓN DE GASTOS AFECTOS

Análisis y Aplicación de la Nueva Ley, cuando y cómo aplicarla:

A partir del 1 de enero de 2018 aquellos autónomos que tengan su vivienda afecta a su actividad económica van a poder deducirse parte de los gastos, y decimos parte, porque esta especificación es importante. La nueva ley de autónomos, con el objetivo de clarificar las deducciones fiscales y aportarle seguridad jurídica, permite la deducción del 30% de los gastos sobre el porcentaje de vivienda afecta a la actividad.
Así lo recoge el artículo 30 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF):
En los casos en que el contribuyente afecte parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de la actividad económica, los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.
Esta modificación sobre la deducción de gastos de la vivienda afectos a la actividad es probablemente, junto a la ampliación de la tarifa plana a un año,  una de las medidas más esperadas de esta reforma de autónomos.
Sin embargo la realidad puede parecer decepcionante, ya que el resultado de aplicar el 30% de deducción a la parte proporcional de la vivienda destinada a la actividad es prácticamente irrisorio.

 

Ejemplo práctico para entender el verdadero alcance de la medida:

Pedro es un Autónomo profesional que ejerce como psicólogo en el Gabinete habilitado en su casa de 115 metros cuadrados;  20 de esos 115 metros son para el desarrollo de actividad.
Al darse de alta en Hacienda con el modelo 036, Pedro declaró un grado de afectación de la vivienda del 17%. Por tanto, conforme a la nueva ley, podrá aplicar el 30% a los 20 metros cuadrados declarados.
A Pedro le llega una factura de 500 € en electricidad. ¿Cuánto podrá deducirse aplicándole ese 30%? Este sería el cálculo:
500 € x 0,17 = 85 € x 0,30 =25,50 €

Es importante indicar que esta deducibilidad no está sujeta a la propiedad de la vivienda, sino a la titularidad de los suministros. Por lo que, en caso de querer beneficiarse de esta nueva deducción que, insistimos, entra en vigor el 1 de enero de 2018 y no tener la titularidad de los suministros a su nombre, será inviable esta deducción fiscal.
Aunque las cuantías deducibles finalmente serán más reducidas de lo que se esperaban, la medida clarifica el complicado asunto de las deducciones. Hasta el momento, el criterio de Hacienda para permitir la deducibilidad de los gastos en el IRPF era tan riguroso que casi siempre resultaba preferible, y sobre todo más seguro, evitar dichas deducciones. Era necesario tener contadores de luz y agua independientes, dos líneas telefónicas, una para el trabajo y otra para uso personal… Si no se cumplían con estas condiciones, había muchas posibilidades de enfrentarse a una inspección de la Agencia Tributaria.

Si por cualquier motivo les surgen dudas sobre algún aspecto referente a este artículo y/o bien algún otro, no duden en ponerse en contacto con el Gabinete AGGAR.

Atentamente,

Departamento Fiscal

About the author

Redactor administrator

    error: Content is protected !!
    WhatsApp chat WhatsApp