Tag Archive Impuesto Sociedades

Impuesto Sociedades 2016-2017 Novedades

Novedades del impuesto sobre sociedades 2016-2017

La necesidad de reducción del déficit público, con el fin de cumplir el objetivo marcado por las autoridades comunitarias, ha impulsado la aprobación de dos normas tributarias en el ejercicio 2016 con incidencia en el IS, con el objeto de incrementar la recaudación por el citado impuesto.

La primera de ellas, el Real Decreto-Ley 2/2016, de 30 de septiembre, por el que se introducen medidas tributarias dirigidas a la reducción del déficit público, modificó el régimen legal de los pagos fraccionados en el IS.Impuesto sobre SociedadesEn concreto, a través de la inclusión de una nueva disposición adicional en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del impuesto sobre sociedades (LIS), la decimocuarta, se han introducido dos especialidades respecto a la determinación de los pagos fraccionados cuando se realicen en la modalidad prevista en el artículo 40.3 de la LIS, para los contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios en los 12 meses anteriores a la fecha en que se inicie el periodo impositivo sea, al menos, de 10 millones de euros.

En primer lugar, se establece un pago fraccionado mínimo. En segundo lugar, se incrementa el coeficiente aplicable para el cálculo del tipo de pago fraccionado.

Esto es, por una parte, se establece que la cantidad a ingresar no podrá ser inferior, en ningún caso, al 23 % del resultado contable positivo de los 3, 9 u 11 primeros meses de cada año natural minorado exclusivamente en los pagos fraccionados realizados con anterioridad, correspondientes al mismo periodo impositivo.

En el caso de las entidades de crédito, así como para las entidades que se dediquen a la exploración, investigación y explotación de yacimientos y almacenamientos subterráneos de hidrocarburos, el porcentaje será del 25 %.

Por otra, se regula que el porcentaje de pago fraccionado será el resultado de multiplicar por diecinueve veinteavos el tipo de gravamen, redondeado por exceso. En consecuencia, para una entidad que tribute según el tipo general del impuesto, el porcentaje a aplicar sería el 24 %.

La segunda de ellas, el Real Decreto-Ley 3/2016, de 2 de diciembre, por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social. Dicho texto legal incluyó diversas medidas, unas con efectos para el propio periodo impositivo 2016 y otras con efectos para periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2017. Por ello, a continuación, destacamos las principales novedades aprobadas y con trascendencia para la liquidación del ejercicio 2017.

Modificaciones con efectos desde el ejercicio 2016

  • Se retoma la limitación a la compensación de las bases imponibles negativas en función del importe neto de la cifra de negocios de las entidades. En este sentido, el límite general regulado en el artículo 26 de la LIS será del 50 % para los contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios sea al menos de 20 millones de euros pero inferior a 60 millones de euros y del 25 % cuando el importe neto de la cifra de negocios sea al menos de 60 millones de euros. La cifra de negocios a considerar es la habida durante los 12 meses anteriores a la fecha de inicio del periodo impositivo. 

  • Los mismos límites comentados con anterioridad resultan de aplicación a la integración en la base imponible, regulada en el artículo 11.12 de la LIS, de las dotaciones por deterioro de créditos derivados de posibles insolvencia de deudores no vinculados con el contribuyente, no adeudados por entidades de derecho público y cuya deducibilidad no se produzca por el transcurso de 6 meses, así como los derivados de aportaciones a sistemas de previsión social, que hubieran generado activos por impuesto diferido, a los que resulte de aplicación el derecho establecido en el artículo 130 de la LIS.

  • Se regula un nuevo límite a la aplicación de las deducciones para evitar la doble imposición internacional, limitado a los contribuyentes cuya cifra de negocios sea de, al menos, 20 millones de euros, durante los 12 meses anteriores a la fecha de inicio del periodo impositivo. Un límite máximo que se sitúa para el total de las deducciones, generadas tanto en el propio ejercicio como las acreditadas con anterioridad y pendientes de aplicar, en el 50 % de la cuota íntegra del contribuyente. Obsérvese que con esta medida se pretende evitar que la aplicación de dichas deducciones absorba la cuota íntegra en su totalidad, determinando una cuota cero a ingresar.

  • Se incorpora un nuevo régimen de reversión de las pérdidas por deterioro de participaciones y un nuevo tratamiento de las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de un establecimiento permanente, generadas con anterioridad al 1 de enero de 2013.

Modificaciones con efectos desde el ejercicio 2017

  • Se mantiene la no deducibilidad de las pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades, si bien, se regula a través de un doble precepto de la LIS. Uno de ellos, en concreto, el artículo 15 k) de la LIS, considera como gasto no deducible aquellas pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades que, en el periodo impositivo en que se registre el deterioro, cumplan los requisitos establecidos para la aplicación de la exención de dividendos regulada en el artículo 21 de la LIS, o que, en caso de participación en el capital o en los fondos propios de entidades no residentes en territorio español, en dicho periodo impositivo, la entidad participada no tribute al tipo nominal mínimo establecido en la letra b) del apartado 1 del artículo 21 citado.

  • El otro, concretamente el artículo 13.2 b) de la LIS, regula la no deducibilidad de determinadas pérdidas por deterioro. Dicho artículo permite su deducibilidad posterior conforme a lo dispuesto en el artículo 20 de la LIS cuando se cumplan determinados requisitos. Este precepto queda reservado para las pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades cuando no se cumpla el requisito establecido en la letra a) del apartado 1 del artículo 21 de la LIS en el periodo impositivo en que se registre el deterioro, y que siendo la participación de entidades no residentes cumpla el requisito de tributación mínima, regulado en la letra b) del citado artículo.

  • Se configuran como nuevo gasto no deducible las disminuciones de valor originadas en la cartera de negociación por su valoración a valor razonable

  • Se elimina la posibilidad de integrar las rentas negativas derivadas de la transmisión de un establecimiento permanente en el extranjero. Se mantiene únicamente, por tanto, la posibilidad de computar fiscalmente las rentas negativas derivadas del cese del establecimiento. No obstante, dicha renta negativa será minorada en el importe de las rentas positivas generadas en el mismo con derecho a la aplicación de la exención o a la deducción por doble imposición. 

  • Se regula la no integración en la base imponible de las pérdidas derivadas de transmisiones de participaciones significativas y en el caso de participaciones en entidades no residentes en territorio español que no cumplan el requisito de tributación mínima del 10 %. 

  • En coherencia con la modificación anterior se modifican las condiciones establecidas en el artículo 11.10 de la LIS para la integración en la base imponible de la renta negativa puesta de manifiesto en la transmisión de participaciones a entidades de un mismo grupo de sociedades.

error: Content is protected !!
WhatsApp chat WhatsApp